Vida de Mariano Otero Mestas

José Mariano Fausto Andrés Otero Mestas perteneció a una generación de juristas, políticos y pensadores liberales del siglo XIX mexicano, que creaban y combatían con la pluma en tiempos de paz y de guerra, en momentos definitorios para la República.

Nació el 4 de febrero de 1817 en la ciudad de Guadalajara. Sus padres fueron José Ignacio Otero Patiño, médico de profesión, y Ana María Mestas Gamarra. Quedó huérfano de padre a temprana edad y con el apoyo de José Luis Verdía, notable liberal jalisciense, estudió en el Instituto del Estado graduándose como abogado a los 18 años.  Esta primera etapa de su vida la dedicó a actividades académicas y a la práctica de la profesión en el foro local. Fueron momentos de intensas lecturas y nutrida formación intelectual a la luz de filósofos, politólogos, economistas y sociólogos, europeos y norteamericanos.

Su incursión en la política inició en 1841 con el Plan de Jalisco impulsado por Mariano Paredes Arrillaga que tuvo como propósito desconocer el gobierno de Anastasio Bustamante. Al final de ese año fue nombrado delegado de su estado en el Consejo de Representantes de los Departamentos y en 1842 fue electo diputado al Congreso Constituyente de ese año, hecho que lo trasladó a la Ciudad de México. Ese mismo año escribió su Ensayo sobre el verdadero estado de la cuestión social y política que se agita en la República Mexicana, considerada su más importante obra de análisis de la realidad nacional. Asimismo, en la capital de la República colaboró con el más importante periódico de su época: El Siglo Diez y Nueve.

A finales de 1842, se disolvió el Congreso Constituyente y las tropas ocuparon su sede. Al año siguiente, acusados de conspirar contra el gobierno de Antonio López de Santa Anna y su suplente Nicolás Bravo, fueron detenidos Manuel Gómez Pedraza y Juan Álvarez; también fueron apresados arbitrariamente durante algunas semanas Mariano Riva Palacio, José María Lafragua y el propio Otero.

En 1844 integró la Junta del Ateneo Mexicano junto con José María Tornel, José María Lafragua y Guillermo Prieto, presentando como disertación de ingreso sus Indicaciones sobre la importancia y necesidad de la reforma de las leyes penales, cuestión que lo ocuparía toda su vida; y fue nombrado Alcalde Tercero Constitucional de la Ciudad de México, cargo que desempeñó de 1844 a 1845. 

En 1846 fue miembro del Consejo de Gobierno creado por el presidente Mariano Salas y se convocó a otro Congreso Constituyente donde participó al lado de personajes como Benito Juárez y Manuel Crescencio Rejón. Su atención se centró en tres aspectos: su oposición a la reforma propuesta por Valentín Gómez Farías, su preocupación ante la inminente guerra con Estados Unidos y la aprobación de su propuesta de Acta de Reformas.

El 5 de abril de 1847, Otero presentó su famoso Voto Particular al Congreso Constituyente que sentó las bases del juicio de amparo. En él se puede leer: “no he vacilado en proponer al Congreso que eleve a grande altura al Poder Judicial de la Federación, dándole el derecho de proteger a todos los habitantes de la República en el goce de los derechos que les aseguren la Constitución y las leyes constitucionales, contra todos los atentados del Ejecutivo o del Legislativo, ya de los Estados o de la Unión.”  Dicha idea quedó plasmada en el artículo 25 del Acta de Reformas en los siguientes términos:

“Art. 25.- Los tribunales de la Federación ampararán a cualquier habitante de la República en el ejercicio y conservación de los derechos que le concedan esta Constitución y las leyes constitucionales, contra todo ataque de los poderes Legislativo y Ejecutivo, ya de la Federación, ya de los Estados, limitándose dichos tribunales a impartir su protección en el caso particular sobre que verse el proceso, sin hacer ninguna declaración general respecto de ley o acto que lo motivare.”

También, ese año escribió sus Consideraciones sobre la situación política y social de la República Mexicana en el año de 1847, que en continuación a su Ensayo de 1842, analiza los problemas estructurales del país después de la invasión norteamericana.

Durante la guerra con los Estados Unidos, Otero insistió en continuar la batalla hasta alcanzar una paz justa que permitiera adoptar condiciones más favorables para el país, defendió la soberanía nacional y se opuso tajantemente a la enajenación de cualquier parte del territorio. Ello quedó patente el 25 de mayo de 1848 cuando fue uno de los cuatro senadores que votaron en contra del Tratado de Guadalupe Hidalgo.  Días después fue nombrado Ministro de Relaciones Interiores y Exteriores por el presidente José Joaquín de  Herrera, desde donde impulsó una serie de reformas en materia de gobierno y administración, gestionó la desocupación de las tropas norteamericanas de la aduana de Veracruz e implementó un fondo de repatriación de mexicanos.

En 1849 presidió el Senado desde donde participó en la discusión de la Ley Constitucional de Garantías Individuales y la Ley Constitucional para el nombramiento de Ministros de la Suprema Corte de Justicia y, a partir de ese año, fue integrante de la Junta Directiva de Cárceles. 

Murió prematuramente el 1º de junio de 1850, a la edad de 33 años, víctima del cólera que azotó a la Ciudad de México. Sus restos fueron enterrados en el Panteón de San Fernando en el Centro Histórico, y desde 1982 reposan en la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres en Guadalajara.
 

Genealogía de Mariano Otero Mestas

Estudio bajo la coordinación del Dr.  Javier Sanchiz Ruiz del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM en el proyecto "Familias novohispanas. Un sistema de redes".  En el sistema de Proyectos de Investigación e Innovación Tecnológica (PAPIIT) DGAPA-UNAM IN401114-3 Agradecimientos: Buscadores y bases de datos de Familysearch y Ancestry. Base de datos de Margarita Victoria Estrada Otero (cuyos árboles genealógicos están alojados en MyHeritage) y cuya información cuenta con la anuencia para el proyecto de investigación de la UNAM.  

Agradecimiento a la Biblioteca Pública del Estado de Jalisco

La Suprema Corte de Justicia de la Nación agradece a la Biblioteca Pública del Estado de Jalisco "Juan José Arreola", así como a su Director el Dr. Juan Manuel Durand Juárez, la valiosa aportación de los siguientes documentos que corresponden al título de bachiller y a la titulación como abogado de Mariano Otero Mestas, ilustre jurista jalisciense. 

FE BAUTISMAL DE JOSÉ MARIANO FAUSTO ANDRÉS OTERO MESTAS

En el Siglo XIX, como era la costumbre y el ordenamiento de la iglesia católica, las personas debían de bautizarse. Mariano Otero Mestas recibió en el Sagrario Metropolitano de Guadalajara con el nombre de José Mariano Fausto Andrés Otero Mestas.

Título de bachiller. Mariano Otero.

Título en latín de la Real Universidad de Guadalajara que acredita a Mariano Otero el grado de Bachiller en Derecho Civil. Señala haber presentado examen de oposición el día décimo de junio de 1835, tras haber cursado cuatro años de estudio, juramentar académicamente ante la Virgen María; el Doctor Doménico Sánchez Reza realizó los cuestionamientos de tesis sobre temas civiles.

Carta de Pedro Zubieta respecto a la práctica de Mariano Otero

El que suscribe certifica que: El Ciudadano Mariano Otero practicó en su estudio la Jurisprudencia Civil en los meses de Enero y Febrero del año pasado de ochocientos treinta y cuatro, manifestando muchos conocimientos teóricos en la expresada Facultad y una grande aplicación. Para que lo pueda acreditar, extiendo el presente en Guadalajara a veinte y siete (sic) de Septiembre de mil ochocientos treinta y cinco. Pedro Zubieta

Carta del Licenciado José Ma. Foncerrada respecto a los estudios de Mariano Otero

Certifico y juro: que el Bachiller Dn. Mariano Otero, ha practicado en mi Estudio desde el 11 de Junio de presente año hasta la fecha, dedicándose a todos las materias que en él se han tratado y al estudio general del derecho con un tesón único...

Mariano Otero Mestas solicita el examen de abogado

Ecsmo. Sor (Excelentísimo Señor) Mariano Otero, ante V.E (Vuestra Excelencia) con el debido respeto paresco (sic) y digo que: por los documentos que en tres útiles fojas acompaño, consta que recibí el grado de Bachiller en Derecho Civil en esta Nacional Universidad y ...

Vista de calificación para que se examine a Mariano Otero de abogado

Guadalajara, Octubre 5 de 1835. En vista de la calificación que hace de instrucción sobresaliente del solicitante en un oficio que se agrega, los profesores nombrados para que lo examinen se le concede la dispensión que pretende. Revisó  J. Agapito Jiménez. Oficio…

CERTIFICACIÓN DE LA FE BAUTISMAL DE JOSEF MARIANO FAUSTO ANDRÉS OTERO MESTAS

El D.D. Rafael Murguía, Cura Rector de la Parroquia del Sagrario de nuestra Santa Yglesia (sic) Catedral. Certifico en la forma necesaria que el libro No 49 de Bautismos que se guarda en el archibo (sic) de este cuarto en el cual están asentadas las partidas de las que se hiziereron (sic) en su iglesia parroquial desde el cuatro de diciembre de mil ochocientos quinze (sic) hasta el ...

Examen y juramentación de Mariano Otero como Abogado

En la ciudad de Guadalajara a quince de Octubre de Mil ochocientos treinta y cinco, cuando reunidas las tres salas de S. Trib. De Justicia en la llamada de acuerdos con asistencia del Sr. Fiscal y por ante mí el oficial mayor de la Secretaría de Cámara por ausencia del Srio. en cumplimiento de lo mandado en auto aloja del consta, (sic) compareció el Br. (Bachiller) Dn. Mariano Otero con el objeto de ser examinado de Abogado,
Se abrirá en otra página