Mariano Otero ocupó varios cargos públicos, entre otros, el del Tercer Cabildo de la Capital. En ese momento escribía en el periódico El Siglo XIX en cuyos textos criticó al Ministro Plenipotenciario de Francia, Barón Allèye de Ciprey de uso de fuerza y actitud prepotente en un incidente de un baño de caballos. Después de la publicación, se  encontraron en un pasillo del Teatro Principal, el Barón le reclama a Otero de su publicación, y éste le pide que toda exigencia se hable con el editor del periódico. Tras escupirle la cara a Otero y hacerse de palabras y bastonazos, la autoridad interviene, y tiene como consecuencia la expulsión de México del Ministro. Los documentos que refieren este hecho, son copias facsimilares del Acervo Histórico  Diplomático de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Indicaciones del Ministro de Relaciones Interiores y Exteriores Manuel de la Peña y Peña a Mariano Otero

Al margen superior izquierdo membrete del Ministerio de Relaciones Exteriores, Gobernación y Policía.

E. S. (Excelentísimo Señor).

El Excelentísimo Señor Presidente se ha servido disponer diga a Vuestra. Excelencia que aunque en mi comunicación de esta mañana, relativa al desagradable suceso ocurrido con el Sr. Barón de Ciprey en el Teatro Nacional, previene á V. E. (Vuestra Excelencia) que procuraré que en nada se altere la tranquilidad, pública ni se insulte de ningún modo al mismo Sr. Ministro, le reitero ahora este (palabra tachada) encargo, para que ni a dicho Sr., ni a su casa, ni por último a ningún Francés se le injurie, tomando al efecto cuantas providencias sean conducentes.

Dios y Libertad, México Oct. 1° de 1845.

Peña y Peña

(Firma autógrafa y rúbrica)

E. S. Gobernador de este Departamento.

 

Secretaría de Relaciones Exteriores, Acervo Histórico Diplomático. 26-12-69, Foja 4. Director General: Mtro. David Alejandro Olvera Ayes.

 

 

Carta de apoyo a Mariano Otero respecto a los insultos recibidos por el Barón de Ciprey

Al margen superior izquierdo membrete Ayuntamiento de México. Sección.

Exmo. Sr. (Excelentísimo Señor)

México ha sido anoche atrozmente insultado en la persona respetable del S. Alcalde tercero constitucional Lic. D. Mariano Otero por el E. S. de Ciprey: este suceso no es un asunto personal porque ni la dignidad de los individuos que en el intervinieran, ni el motivo que dio origen, ni el sitio en que se verificó la ofensa, permiten semejante concepto.

El S. Barón de Ciprey donde quiera que sea reconocido, es Ministro de Francia; y el Señor Otero, a quien no puede negar  (TERMINA PÁGINA)  el Señor Barón que reconoció, es en el presente año en todas partes Alcalde Constitucional de la Capital de la República Mejicana; y si el S. Barón ha reclamado a nombre de la Francia las ofensas que sin conocerlo, dice se le hicieron en un Baño de caballos, por la miserable disputa de sus palafreneros, éste Ayuntamiento a nombre de Mejico (sic) reclama hoy las que positivamente se han hecho al Alcalde tercero en el Teatro Nacional  para la defensa de la República.

El ayuntamiento descansando en el acendrado patriotismo del supremo Gobierno, espera se sirva hacer las reclamaciones oportunas y se abstiene de referir las circunstancias particulares del hecho escandaloso que ha causado tan profundo (TERMINA PÁGINA) sentimiento a los mejicanos, a quienes solo basta saber de notoriedad  que el S. Barón de Ciprey, (sic) provocó y atizó él primero la mano contra una autoridad popular fuertemente apreciada y del relevante merito  personal del S. Capitular Otero, para no guardar un tímido silencio.

Tan fuerte y universal es la indignación que tal ofensa ha ecsitado (SIC) en el público, que el Ayuntamiento encargado de la tranquilidad de presidir los espectáculos y de conservar el orden, cree de su deber manifestar respetuosamente al Supremo Gobierno, que si en ellos se presenta el S. Barón de Ciprey, teme ocurrencias desagradables. Para evitarlas y cubrir su decoro y responsabilidad, ha resuelto en calidad extraordinaria de hoy elevar por las conductas legales la presente disposición al primer Magistrado de la República, de quien se promete hágase de esta Municipalidad la satisfacción debida.

DIOS

(TERMINA PÁGINA)

Libertad Mejico (SIC) octubre 1° de 1845

Emos. Sres. (Excelentísimos Señores)

F. M. Maguibel

J. Ma. Lafragua

Domingo María Pérez Fernandez

José María del Rio

Manuel Buenrostro

Mariano Navarra

Manuel Robledo

(TERMINA PÁGINA)

Joaquín Vargas

Cástulo Barreda

(Entre otras firmas).

 

E. S. Presidente de la República Gral. De División D. José Joaquín de Herrera.

 

Secretaría de Relaciones Exteriores. Acervo Histórico Diplomático. Expediente: 26-12-69, Fojas: 39, 40 y 41, 1° de octubre de 1845. Director General: Mtro. David Alejandro Olvera Ayes.

 

Información de José Máximo Garro (Ministro Plenipotenciario en Francia) al Ministro de Relaciones Exteriores sobre el incidente Otero-Ciprey

Al margen superior izquierdo membrete Legación Mexicana, Cerca de su Majestad, El Rey de los Franceses

París, 22 de diciembre de 1845

Artículo sobre el Br. Alleye

 

Exmo. Sr. (Excelentísimo Señor)

Tengo el honor de acompañar a V. E. tres artículos de la Democratic Pacifique, de la Quotidiene y del Memorial Bordelais, en los que sus redactores condenan la escandalosa conducta del barón de Alléye de Cyprey tanto en el Baño de las delicias como en el Teatro nacional de esa capital.

Aprovecho esta ocasión para tener el honor de reiterar  a V. E. las potestades de mi distinguida consideración.

Dios y Libertad

Máximo Garro

 

Exmo. Ministro de Relaciones Exteriores.

 

Secretaría de Relaciones Exteriores. Acervo Histórico Diplomático. Expediente: 26-12-69, Fojas: 39, 60 y 61, 1° de octubre de 1845. Director General: Mtro. David Alejandro Olvera Ayes.

Se abrirá en otra página