Mariano Otero, Jefe de la Oficina de Hacienda en Saltillo, Coahuila, 1848.

Una vez firmado el Tratado de Paz Guadalupe Hidalgo el 2 de febrero de 1848, y con la pasión que muestra Mariano Otero por defender la causa nacional en cualquier lugar del territorio, el 30 de mayo de 1848, por encargo del Presidente de la República Manuel de la Peña y Peña, asume el cargo de jefe de la Oficina de Hacienda en la Ciudad de Saltillo, Coahuila tal como se inscribe en el siguiente nombramiento:

NOMBRAMIENTO Y RENUNCIA DE MARIANO OTERO MESTAS MINISTRO DE RELACIONES INTERIORES Y EXTERIORES

El 3 de junio de 1848, José Joaquín Herrera es declarado presidente de la República Mexicana; desde ese día nombra a Mariano Otero como Ministro de Relaciones Interiores y Exteriores. En dicho encargo, entre otras actividades, llevó a cabo el trazo de los límites territoriales de México, a partir del Artículo V del Tratado de Paz, Amistad, Límites y Arreglo Definitivo entre los Estados Unidos Mexicanos y los Estados Unidos de América (3 de junio al 18 de noviembre de 1848).

Sin embargo el 14 de noviembre del mismo año renunció al Ministerio debido a la endeble situación económica del país y los múltiples obstáculos que se enfrentaron en el periodo de reconstrucción del mismo.

PROPUESTA DE MARIANO OTERO AL GOBERNADOR DE VERACRUZ PARA LA DESOCUPACIÓN DEL EDIFICIO DE ADUANAS POR FUERZAS NORTEAMERICANAS

Durante la breve e intensa vida de Mariano Otero y Mestas, siempre manifestó su interés por “defender la causa nacional”, como él se refería a su participación en la vida política e intelectual de un país que se construía como Estado-nación. Después de la firma del Acuerdo de Paz Guadalupe Hidalgo (2 de febrero de 1848), asumió el cargo de ministro de Relaciones Exteriores e Interiores, en el cual tuvo que llevar a cabo las gestiones necesarias para que el ejército norteamericano salieran de nuestro país, y no pusiera en riesgo la paz alcanzada.  Así, en  julio de 1848, pide al gobernador del Estado de Veracruz que proporcione un local para que las tropas estadounidenses desocupen el edificio principal de la Aduana y sus anexos en aquel puerto.

Suceso entre Mariano Otero y el Barón Allèye de Ciprey

Mariano Otero ocupó varios cargos públicos, entre otros, el del Tercer Cabildo de la Capital. En ese momento escribía en el periódico El Siglo XIX en cuyos textos criticó al Ministro Plenipotenciario de Francia, Barón Allèye de Ciprey de uso de fuerza y actitud prepotente en un incidente de un baño de caballos. Después de la publicación, se  encontraron en un pasillo del Teatro Principal, el Barón le reclama a Otero de su publicación, y éste le pide que toda exigencia se hable con el editor del periódico. Tras escupirle la cara a Otero y hacerse de palabras y bastonazos, la autoridad interviene, y tiene como consecuencia la expulsión de México del Ministro. Los documentos que refieren este hecho, son copias facsimilares del Acervo Histórico  Diplomático de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Desocupación de la Aduana en Veracruz

Durante la breve e intensa vida de Mariano Otero y Mestas, siempre manifestó su interés por “defender la causa nacional”, como él se refería a su participación en la vida política e intelectual de un país que se construía como Estado-nación. Después de la firma del Acuerdo de Paz Guadalupe Hidalgo (2 de febrero de 1848), asumió el cargo de Ministro de Relaciones Exteriores e Interiores, en el cual tuvo que llevar a cabo las gestiones necesarias para que el ejército norteamericano salieran de nuestro país, y no pusiera en riesgo la paz alcanzada.  Así, en  julio de 1848, pide al gobernador del Estado de Veracruz que proporcione un local para que las tropas estadounidenses desocupen el edificio principal de la Aduana y sus anexos en aquel puerto.

Se abrirá en otra página